La sensación al salir de la peluquería

Una de las experiencias más comunes y sensaciones al salir de la peluquería es pensar que no te ves todo lo bien que te esperabas. ¿No has dicho alguna vez eso de “no me veo todo lo guapa que me gustaría”? Normalmente suele ocurrir al salir de una peluquería donde te han dado un color o te has realizado un corte de pelo. Suele ser el sentimiento generalizado el que te hace no verte del todo bien pero que va cambiando a medida que pasan los días. No nos referimos a un corte drástico, sino a, por ejemplo, la sensación de que el color que te han dado no es el que esperabas. 

Pues bien, todo tiene su explicación. La primera de ellas y, algo muy habitual en las mujeres y en lo que coinciden, es en que “cada vez me siento mejor una vez que he encontrado al estilista que me entiende“. Es decir, un sentimiento generalizado es que es fundamental entenderte con tu estilista. Sabe cómo eres, qué te gusta y qué es lo que mejor se adecua a tu rostro y personalidad. Con ese paso dado estás ganando confianza en ti misma, relajación y consigues que el trabajo sea más sencillo para el profesional. Nosotros contamos con clientes que llevan años con nosotros y a los que atendemos desde siempre y como siempre, como si fuera el primer día y con mujeres a las que ya conocemos y sabemos qué ofrecerles en cada ocasión para que sea bellísima.

El objetivo es verse natural

Pero puede ser, incluso teniendo a un estilista de confianza, que estés con esa sensación de que el color no te convence. Hemos hablado muchas veces de las diferentes técnicas de coloración y hoy te podemos decir que la explicación a verte mejor con un color de pelo u otro a medida que pasan los días es científica y técnica y nos la da Ángel Ostáriz: “El Color es algo que se prefiere dar, por ejemplo antes de un desfile en pasarela como hemos hecho en varias ocasiones con Petro Valverde, una semana antes del evento”. ¿Por qué? “Sencillo, porque el color tiene que asentarse, el cabello debe acogerlo y con el paso de los días se ve más natural. Es un efecto real y una realidad que con los lavados, el color se funde con la base y eso otorga un resultado más natural”.

Porque toda base de coloración tiene un objetivo, verse natural. Para ello, la intensidad del color que tienes cuando recién sales de la peluquería, por mucha técnica de coloración de cabello que uses, al final no es del todo natural y necesitas unos días.

Tanto en chicos como en chicas la sensación es la misma

Pero suele pasar también con los cortes. Tanto en chicas como en chicos. Cuántas veces hemos salido de la peluquería y hemos deseado llegar a casa a peinarnos como a nosotros nos gusta más. Pero no es que el trabajo de tu estilista no sea perfecto o maravilloso. Es, básicamente, porque tú llegas con una imagen y sales con otra a la que debes acostumbrarte. Y es que el cabello necesita unos días para que crezca ligeramente y la punta se rompa algo más. Y también porque aprendes a moldearlo como te gusta.

El cabello es siempre un camino complicado pero las sensaciones que se te quedan cuando sales de la peluquería, no deben asustarte. Pero te recomendamos siempre que tengas un estilista personal y habitual para que tu imagen siempre sea la que mayor confianza te otorgue a ti.

 

Contacta con Ángel Ostáriz
Pide cita en la web