Qué son las mechas balayage

En alguna ocasión te hemos hablado de las mechas balayage y te hemos mostrado qué son exactamente. Aquí te queremos enseñar cómo intentar conseguir estas ondas maravillosas con un pincel y sin el famoso papel de plata, consiguiendo que el rostro se redefina de una manera sutil entrando en lo que conocemos como Hair Contouring, una técnica llegada del país vecino francés hace muchos años pero que ahora, con todo esto de las redes sociales, se está haciendo cada vez más y más patente.

Eso sí, tenemos muy claro que las Balayage no las puedes hacer en casa, así como así. Debes contar con las manos y el conocimiento de un experto estilista que te ayude en la aplicación puesto que la técnica no es sencilla aunque pueda parecerlo a simple vista. Pero si te decides por llevarlas, contarás con unas ventajas y una imagen maravillosa de tu cabello. ¿Pero por cuál decidirte? ¿Hay acaso más de una Balayage? Pues sí, las hay. De hecho, las versiones van desde las dirigidas a cabellos oscuros (balayage bronde) y las clásicas de cabellos claros . Ahora bien, la clave de tener unas mechas balayage perfectas es que, tal y como nos reconoce Ángel Ostáriz, “no se crea el efecto raíz y lo que logramos es que la mecha se funda con la base y nunca sabes dónde empieza la mecha y dónde termina”

Cúal es el secreto de las Balayage

El secreto de unas buenas mechas balayage es la técnica, como hemos comentado. Para conseguirlo, no se usa el famoso papel de plata que usas para otro tipo de mechas y con ello lo que consigues también es evitar el cabello sufra los efectos de ver mechas a rayas con el paso del tiempo y si no se trabajan con sutilidad. Se conoce como el efecto cebra.

Conseguir unas mechas balayage tiene muchas ventajas si las comparamos con las mechas tradicionales. Por ejemplo, cuando has usado mechas hechas con el papel de plata, con el paso del tiempo, las mechas se funden con el color y el cabello queda, prácticamente, teñido en su totalidad, perdiendo el efecto inicial. Pero esto no pasa con el balayage que permite elegir dónde, cómo y cuánto se quiere aclarar el pelo.

Luminosidad y volumen a tu cabello

Una de las ventajas de estas mechas es que aportan volumen y movimiento a tu cabello además de luminosidad, incluso, en cabellos oscuros. ¿Y qué hago si tengo unas mechas tradicionales? No te preocupes y no te lamentes porque existe la opción de hacer una transición relajada hacia un balayage. Para ello, una recomendación que te hacemos desde Ángel Ostáriz es dejar crecer la raíz antes o poner una base más oscura y encima comenzar el balayage.