Cómo hacer un recogido messy

Hace unos días hablamos de los recogidos para el pelo y de uno en particular que nos ha llamado la atención y del que somos fieles defensores en Ángel Ostáriz. Es el Recogido Messy o desenfadado. En realidad Messy signica “sucio” en inglés y es por ello por lo que se refiere a un tipo de peinado desenfadado, estratégicamente peinado pero también despeinado y que se adapta fenomenalmente bien a los moños bajos, por ejemplo.  recogido messy

El estilo Messy es una opción perfecta para el verano en el que aún estamos, con opciones varias y un look perfecto para contraponerse a los looks con cabellos más tirantes y pulidos como se suelen ver en los moños, por ejemplo. Y es que ahora mismo, este tipo de recogido despeinado es el que triunfa, siendo una de las grandes y mayores opciones hoy en día para todo tipo de eventos. Habitualmente va acompañado de pelos ligeramente ondulados y funciona muy bien si tienes el pelo liso con el que puedes hacer algún rizo en mechones concretos y quedará muy hippie chic.

El peinado messy recuerda  al aire de recién levantada de la cama. Lo puedes ver en coleta baja y también en moño, con mechones sueltos -eso sí, estratégicamente colocados, con un efecto texturizado- y que acaban en recogidos desestructurados, de aire deshecho. Una recomendación es usar geles y ceras de acabado seco para conseguir el efecto, trabajando con tus manos los mechones.

Cómo hacer un recogido messy

puedes incluso, tratar de hacerlo en casa. Para ello, debes recoger a la altura de la nunca una fila de horquillas, recogiendo posteriomente mechones laterales delanteros para despejar la cara. Acto seguido recogerás los mechones de la nuca hacia el interior para elaborar el recogido y para darle el toque despeinado o messy, usa los dedos para deshacer los mechones y darles un toque de laca muy suave.