Cómo conseguir unos ojos ahumados (smoky eyes) perfectos

Los ojos ahumados, conocidos popularmente como Smoky eyes, están de moda. O al menos, lo han estado siempre pero ahora se están viendo más y más. En general, las líneas de maquillaje y las tendencias cambian, se adaptan, mutan y se transforman para bien de las modas. Hoy queremos hablarte de los smoky eyes o cómo conseguir una sombra perfecta en los párpados.

“Smokey” viene de Smoke, que significa Humo en Inglés. Por esa razón muchas personas creen que es una técnica que se realiza con cualquier tonalidad de sombra y otros creen que solamente se denomina Smokey eyes cuando se utilizan tonalidades ahumadas. Y las dos versiones tienen su parte de razón aunque, un factor fundamental es usar tres tonalidades distintas de un mismo color para conseguir un resultado pefecto de tus ojos ahumados. Eso sí, el clásico ojo ahumado (smoky eye) se consigue tradicionalmente con el negro y el gris pero también se aceptan el bronce y el marrón.

Para ello, como hemos comentado, debes elegir tres tonalidades: una suave, media y otra fuerte, según el color de ojos que tengas. ¿Por qué influye mi color de ojos? Básicamente porque te quedará mucho mejor, por ejemplo si tienes los ojos verdes te sentará de maravilla un gris y un color plomo. Pero esa combinación no será igual de efectiva si tienes unos ojos marrones.simple-smokey-eye-makeup

Algunos consejos que puedes tomar para conseguir unos smoky eyes perfectos serían:

1 Aplicar una fina capa de corrector de ojeras por todo el párpado.

2 Aplicaremos el color más clarito justo en la cuenca del lagrimal y en el lado opuesto de nuestra ceja (para entendernos, usa el pincel debajo de tu ceja en la esquinita más lejana de la nariz y debajo del ojo, en la esquinita más cercana del ojo.

3 En la cuenca del párpado queremos la profundidad. Ahí es donde aplicamos un color medio de la tonalidad elegida, justo entre las dos zonas que habíamos maquillado anteriormente.

4 Tu color más oscuro, debes colocarlo en forma de C, haciendo y simulando una C con el pincel en la parte exterior de tu párpado.

5 Con el pincel limpio, desde dentro a fuera y comenzando por los colores más suaves y luminosos, empieza a mezclar todo el párpado en círculos.

6 Usa un buen delineador ahora para la raya del ojo y pinta bien las pestañas con una buena máscara de pestañas.

De esta forma habrás conseguido unos ojos ahumados perfectos. Es una técnica fácil que requiere un poco de tiempo pero que puedes lograr sin problemas. ¡Anímate!